El ayuno intermitente no es una práctica saludable